¿Por qué se acumula agua en el fregadero, la ducha o el lavabo?

¿Cuál es el motivo de que se acumule agua en el fregadero o el lavabo?

Para saber el motivo de la acumulación de agua en el fregadero, la ducha o el lavabo, primero hay que comprender que hay diferentes tipos de atascos que pueden provocar esta acumulación.

acumulacion agua fregaderoHay atascos que pueden ser causados por acumulación de suciedad en el interior de las tuberías, pero también hay otros que pueden ocurrir por desechar elementos sólidos por las tuberías o incluso que se produzcan por deformaciones o defectos en las instalaciones.

Las causas de la acumulación de agua

Una causa de que los desagües estén atascados y se acumule agua en el fregadero u otros elementos, es la suciedad en el interior de las tuberías.

Esta suciedad se adhiere al interior de las tuberías de desagüe, actuando como si fuese “colesterol”, reduciendo el diámetro interior de la tubería y, por tanto, dejando menos espacio libre para el paso del agua.

Debido a esto, si el agua sale con suficiente presión, no da tiempo a que circule correctamente por los desagües y se acaba acumulando o incluso desbordando por el lavabo o el fregadero.

El hecho de que la suciedad se adhiera al interior de las tuberías es bastante difícil de prevenir, ya que es el propio jabón utilizado para limpiar los platos o ducharse el que se queda pegado en el interior, atrayendo de esta forma a otros elementos desechados por los desagües como pueden ser restos orgánicos, de comida o de otro tipo.

Estos desechos se quedan enganchados junto al jabón y van cerrando el interior de los desagües, dificultando cada vez más la circulación del agua.

Otra causa de la acumulación de agua en el freadero, la ducha o el lavabo, es una bola o tapón que directamente bloquee el paso del agua.

Los tapones pueden ser causados por varios motivos, por ejemplo, en el caso anterior debido a la suciedad, la tubería puede llegar a “cerrarse” completamente.

De todas formas, lo más común es que éstas bolas estén formadas por toallitas u otros elementos orgánicos que no se deshacen en contacto con agua, quedándose atrapadas en algún punto como giros cerrados o cambios de altura y bloqueando el paso del agua a partir de ese punto, lo que provoca dicha acumulación de agua en el fregadero, la ducha o el lavabo.

Este mal uso de las redes de saneamiento sí que es evitable y es recomendable no realizar estas prácticas, ya que un tapón de estas características puede dificultar mucho el desatasco de las instalaciones, teniendo incluso que llegar a abrirla de forma manual para acceder al punto del atasco.

acumulacion agua fregadero

La mejor forma de evitar que se acumule agua en la ducha

En nuestra trayectoria, nos hemos encontrado cosas de todo tipo en el interior las tuberías, incluso elementos que por su fisonomía puede parecer imposible que hayan llegado hasta ahí.

Además de evitar estas malas prácticas, la mejor forma de evitar que se acumule el agua, es mantener limpio el interior de las tuberías con un mantenimiento periódico o limpiezas frecuentes.

Gracias a éstas limpiezas, en las que se utiliza agua a presión directamente en el interior de tuberías, se evita que el efecto colesterol del que hablábamos antes llegue a ser suficiente como para dificultar la correcta circulación del agua y que llegue a acumularse en la ducha o el lavabo.

Llevamos más de 20 años realizando desatascos en Barcelona y aún a día de hoy seguimos sorprendidos por lo que nos llegamos a encontrar en algunas instalaciones.