¿Cuántos tipos de cámaras de inspección de tuberías existen?

Los tipos de cámaras más comunes para inspeccionar tuberías

Principalmente existen 2 tipos de cámaras para inspeccionar tuberías: las cámaras de empuje y las robotizadas.

Las diferencias más importantes las encontramos en la forma de manipularlas y en el tipo de tuberías a las que pueden acceder.

Las cámaras de empuje se introducen de forma manual gracias a un cable rígido y se arrastran por las redes de saneamiento, mientras que las robotizadas se manipulan de forma remota y, debido a su morfología, solo pueden acceder a tuberías de diámetro mayor.

Veamos en detalle los 2 tipos de cámara de inspección:

Cámaras de inspección de tuberías de empuje

camara de empuje para inspeccionar tuberias

Son las más comunes debido a su facilidad para el transporte y a la agilidad de manipulación durante el trabajo.

Las cámaras de inspección de empuje se introducen en las tuberías de forma manual, y se van arrastrando en su interior gracias a que la cámara se encuentra acoplada en la punta de un cable rígido.

Gracias a que el diámetro de la funda del cable es bastante pequeño, este tipo de cámaras se pueden introducir en una gran variedad de tuberías.

Las complicaciones surgen cuando durante la inspección se encuentran codos muy cerrados o giros de 90º, cambios de nivel hacia arriba, arquetas, o roturas o deformaciones. En estos casos, es posible que la cámara de empuje se quede atascada o se encuentre con tantas dificultades que no se pueda continuar el recorrido.

Otra característica a tener en cuenta es su longitud.

El cable con la cámara va enrollado y tiene una longitud determinada, por lo que hay que tener en cuenta los metros máximos que puede desplegarse dentro de la instalación.

Se dan casos que, debido a las propias características de la instalación, el punto de acceso por el que se introduce la cámara de empuje, queda muy lejos de la zona afectada que se quiere inspeccionar, pudiendo no ser suficiente la longitud de la misma.

 

 

 

Cámaras robotizadas para inspeccionar tuberías

camara robotizada para inspeccionar tuberias

Las cámaras robotizadas, en la mayoría de casos, son equipos más complejos que necesitan que parte del equipo esté montado en una furgoneta o un vehículo tractor de características similares.

En este sentido, es más caro y difícil de mover, así como de acceder a según qué zonas para realizar la inspección con la cámara robotizada.

Por el contrario, una de sus ventajas es que las características de los robots permiten que se pueda desplazar dentro de las redes de saneamiento sin problema, incluso salvar algunas distancias de cambio de nivel o zonas con pequeños niveles de agua, siempre que el tamaño de las tuberías permita la entrada del robot.

En ese sentido, también son capaces de acceder a tuberías de tamaño más grande sin riesgo, como pueden ser tuberías industriales o grandes colectores, y moverse libremente de forma remota.

Las cámaras robotizadas para inspeccionar tuberías también tienen un rango más amplio de alcance, por lo que son contadas las ocasiones en las que no se podrá realizar la inspección debido a la distancia desde el punto de acceso al punto donde se encuentre la incidencia.