¿Con qué frecuencia hay que limpiar las tuberías?

¿Cuantas veces al año hay que limpiar las tuberías?

Lo más recomendado es limpiar las tuberías, como mínimo, 1 vez al año.

De todas formas, el número de veces que hay que limpiarlas, viene determinado tanto por el uso que se le da como por el estado en el que se encuentran las redes de saneamiento de aguas.

Lo más común debido al uso que se le da a este tipo de instalaciones y basándonos en nuestra experiencia, es realizar una limpieza cada 6 meses.

En todo caso, hay instalaciones en las que se limpian las tuberías de forma anual, semestral e incluso trimestral o con más frecuencia, son los técnicos quienes tienen que valorarlo junto a la propiedad, en función de los diferentes factores que pueden influir en ello.

¿Cada cuanto hay que realizar mantenimiento en las tuberías de casa?

El mantenimiento de tuberías se recomienda realizarlo, como mínimo, una vez al año, para que las redes de saneamiento estén siempre en perfectas condiciones higiénicas y eviar así que puedan llegar a atascarse.

En este tipo de mantenimientos, se suelen revisar elementos como arquetas, sifones u otras tuberías que pueden generar incidencias, y se limpian con agua a alta presión para eliminar los restos que puedan estar acumulándose y evitar que lleguen a atascarse.

Limpiar las tuberías con frecuencia es un factor importante para evitar atascos

El hecho de limpiar las tuberías con frecuencia es un factor determinante a la hora de evitar atascos y otros problemas con la circulación del agua.

Una gran mayoría de problemas, que se deben a la acumulación de suciedad y otros restos como los orgánicos o el jabón, no llegan a producir el atasco si se realizan limpiezas de forma frecuente.

Es aconsejable efectuar una limpieza a tiempo cuando se detecte algún problema ocasional o una falta de fluidez en la circulación del agua, antes que esperar a que el atasco sea mayor, ya que puede derivar en otro tipo de problemas más graves.